Trabajo en Equipo

Sociedad,Trabajo en Equipo , Sueños

Transcribí algunos párrafos del libro “La sociedad de la Nieve” un libro impresionante y desgarrador, Sociedad. Trabajo en Equipo, Sueños aplicable a la vida cotidiana y del emprendedor,  una lección de fe , lucha, afectos, superacion de no rendirse jamas, ocurrio en la vida real en uno de los lugares mas inhóspitos del planeta donde no crece ni vive nada, la cordillera de los Andes, a 4000 metrosde altura con mas de treinta grados bajo cero en el invierno, donde el viento sopla  a mas de 100 km/h te carcome los huesos. No sé si hubo algún científico loco y maldito que dijo: en lugar de poner cobayos, pongamos seres humanos en el hielo. Que sean jóvenes para que resistan mas y no se mueran con las enfermedades que traen consigo.

Quitémosles el oxigeno del aire para que se tambaleen y alucinen. La mayoría serán universitarios para ver si se las pueden ingeniar, para ver como se organizan, como operan en equipo, como planifican y resuelvan creativamente los problemas.

Pongamos deportistas, y veamos si son capaces de resistir setenta y dos días, mientras tres y luego dos de ellos intentan caminar diez días sorteando el abismo, trepando la montaña hasta llegar a los valles. Vamos a descubrir en este laboratorio siniestro como se forman la “Sociedad de la Nieve”.Trabajo en Equipo.

La socieddad de la nieve1

Ver hasta donde resisten cuanto pueden soportar. Si resistieron hasta aquí, ateridos de frió, al borde del pánico pues agreguemos otra trampa, mas cruel todavía, mas humillante si se puede, para que desciendan al fondo mismo de los abismos, y cuanto mas hondo, siempre peor. Lo más perverso de ese experimento es que puedo decir lo que pensaba ese cobayo sometido a semejante escarmiento.

Yo y los otros quince que sobrevivimos. En la Sociedad de la Nieve los códigos eran completamente diferentes a la sociedad de los vivos, donde lo que se apreciaba no era algo material, sino intangible como ser todos iguales, pensar en el grupo, ser fraternos, prodigar afectos o abrigar ilusiones, esa sociedad esa funciono gracias a los cinco conceptos mas sencillos que puedo imaginar,Trabajo en Equipo , persistencia, afectos inteligencia y sobre todo esperanzas.

Aprecias la vida de otra forma diferente sabiendo que un vaso de agua puede equivaler a varias horas de arduo trabajo para fundir la nieve con los rayos del sol que se cuelan entre las nubes, que cualquier trozo de pan viejo es infinitamente mejor que lo que teníamos que comer en la montaña, que el colchón mas duro y roñoso es muchísimo mas mullido que el piso de metal roto y abollado de un fuselaje congelado, y si tengo esos elementos soy una persona rica, tengo lo necesario para vivir y el resto depende de mí, por que en cualquier momento se te cae el avión y entonces te das cuenta de todo lo que tenias y lo que perdiste.

Mi padre me buscaba porque sabia que si el se hubiese perdido, yo lo hubiese hecho hasta debajo de la ultima piedra, hasta el ultimo día de mi vida.

Moribundo pensaba “ La vida hay que merecerla, no recibirla de regalo, y para merecerla había  que entregar algo, fundamentalmente afecto.” Conocí en carne propia lo que es el poder de la mente. Comprobé que es cierto aquello de que “vivir no alcanza, soñar es lo que importa”.

Estábamos a treinta grados bajo cero y soportamos el frió sin abrigo en manga de camisa, tapado con el forro del asiento del avión, porque la mente nos obligaba a tolerarlo, llegamos a perder la noción del frió.

En la capacidad de adaptación, la mente jugo un papel definitivo, la mente del que se quiere salvar se salva, pero la mente del que se entrega y dice “yo de acá no salgo y me muero” se muere en una semana.

Aprendes otro elemento crucial para sobrevivir, a administrar energías, aprendes a hacer un extraño balance entre la generosidad y el egoísmo. Al principio cada uno daba lo máximo y no se reservaba nada para si, pero con el tiempo te dabas cuenta que había una delgada linea que no podías rebasar, si atraviesas la línea te mueres.  

Saber que el calor de varios cuerpos abrazados los mantuvo vivos de treinta grados bajo cero durante 73 días es extraordinario, los afectos, el soñar, el creer que todo sucederá, y luchar sin tregua para que todo pase es posible.Trabajo en Equipo.

Aprendí para siempre que cuando te sientes perdido en la inmensidad, es solo un sentir. Les recomiendo que lo lean, deja mas de mil enseñanzas de esas que se pueden aplicar a todas las áreas de nuestras vidas y mejorarlas.

“Nuestra peripecia fue una interminable sucesión de tolerancia a la adversidad” .

Parece una alegoría: si esos jóvenes inexpertos e ingenuos sobrevivieron al accidente del 72 y superaron la valla de los Andes, la vida no puede ser tan difícil, es el razonamiento de toda esa gente necesitada de coraje, de creer en si misma, la respuesta es tan simple, nunca perdimos el proyecto de escapar, siempre creímos con todas nuestras fuerzas que algo extraordinario era posible.

Mas que anclarnos en el recuerdo, huimos hacia delante.

Comencé a pensar y ensayar en la salida de la montaña en como hacerlo bien en aumentar mis posibilidades y minimizar mis múltiples carencias.

Este libro es uno de mis favoritos, cuando estoy deprimido leerlo me anima y me llena de energía para seguir, si esta gente con nada sobrevivió al infierno, como nosotros con tantas cosas modernas no somos capaces de salir de situaciones infinitamente menores y desistimos o simplemente no intentamos algo ante el menor obstaculo, el estar enfocados en un objetivo concreto y luchar contra  la adversidad, en definitiva tomar acción, riesgos en un mundo de conformistas es vida, es dejar algo de lo que recibimos.Trabajo en Equipo

Dedicado a la gente que vive situaciones adversas y lucha por salir y cambiar su historia.

Necesario y Genial

roberto@necesarioygenial.com
necesarioygenial@gmail.com